Aumento del número de muertes prematuras por óxidos de nitrógeno en Europa

Aumento del número de muertes prematuras por óxidos de nitrógeno en Europa

La Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA1, en sus siglas en inglés) acaba de publicar, como cada año, su informe sobre la calidad del aire en Europa. Se toman datos en estaciones de muestreo dispersas (en España se evalún datos de más de 150 estaciones) Cruzando los datos con información procedente de la ONU y de la OMS, además de datos demográficos, se estiman las muertes atribuibles a la exposición a elevadas concentraciones de contaminantes atmosféricos: En la siguiente tabla, hemos comparado los datos del último informe (correspondientes al año 2015) con los datos del año 2013.

Como se ve en la tabla, en el caso de las partículas y el ozono troposférico, la estimación del número de muertes prematuras ha bajado, tanto en el conjunto de Europa como en España. Pero en las muertes atribuibles a dióxido de nitrógeno (NO2), los números son mayores en los dos escenarios. Hay que recordar que estas estimaciones no tienen en cuenta la exposición crónica cuando está por debajo de los umbrales máximos, como reconoce el propio informe.

Los mayores impactos atribuibles al NO2, se han visto en Reino Unido, Alemania, Francia y España. La principal fuente en áreas urbanas es el tráfico de vehículos, sobre todo los diésel, por esto hay muchas ciudades europeas que ya lo han restringido, aún en contra de las recomendaciones de la Comisión. En la siguiente figura se puede ver el mapa de concentraciones de NO2 para el año 2015:

El informe de la EEA yambién destaca la tendencia a la baja en las emisiones de partículas. Aunque, Grecia, Polonia y Bulgaria excedieron el límite medio anual de la Directiva Europea para PM10, de 40 µg/m3. Las partículas están asociadas al tráfico, pero también a la quema de carbón, madera y la agricultura (15%). Si se aplicasen los límites se la OMS, más extrictos (20 µg/m3), el 54% de las estaciones de muestreo lo hubieran superado; estaciones repartidas en todos los países, excepto Estonia e Irlanda.

En la siguiente tabla, podemos ver los límites que establecen la UE (Directiva 2008/50/CE, relativa a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia) y la OMS para estos contaminates y en qué medida se superan según el informe de la EEA. Y también la evolución del porcentaje de incumplimiento, que baja ligeramente en todos los parámetros estudiados, excepto en el ozono troposférico, que podrían alcanzar hasta el 30% de superación del límite de la Directiva UE en 2015. Recordemos que este contaminante se genera por la oxidación de otros compuestos como NOx y COVs en presencia de radiación solar; así que un incremento de la radiación aumentaría la presencia de este contaminante.

Como puede verse en la tabla, tanto para PM2,5 como para el O3 el límite de la UE es notablemente más tolerante que el que aconseja la OMS. Este año han empezado las discusiones para revisar los Techos Nacionales de Emisión y, diversas ciudades ya han pedido límites más estrictos. París y Londres han pedido incluso reducirlos en más de un 50%.

Otro dato interesante que aporta el informe de la EEA es relativo a las fuentes emisoras de contaminantes. En la industria la emisión de contaminantes atmosféricos ha disminuido progresivamente desde el año 2004, excepto en el caso del metano y el amonio, que se han visto ligeramente incrementados en el último año. En el sector comercial y doméstico, continúa la ligera tendencia al alza que se inició en 2013.

El caso de la agricultura se estudia a parte, por la importancia relativa de esta actividad en las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El informe afirma que la actividad agrícola sería sería responsable del 10% de los GEI. Porcentaje que sube al 53% si nos fijamos solamente en las emisiones de metano (CH4) y al 78% de las emisiones de óxido nitroso (N2O).

1European Environment Agency

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *