El Comité de Transporte propone ambiciosos objetivos para la reforma de la Directiva de Renovables

La Directiva 2009/28/CE por la que se regula el fomento de las energías renovables está en pleno proceso de revisión. La publicación del borrador de enmiendas, propuesto por el Comité de Transporte de la UE, sorprende por lo ambicioso de los objetivos propuestos. Se pide un 45% de energías renovables para el año 2030. Recordemos que con al actual norma se pretende alcanzar un 20% en la energía consumida bruta para el total de la UE, aunque este porcentaje variaría según el Estado Miembro.

En cuanto a los biocombustibles: los que provienen de productos alimentarios quieren limitarse del 7% (vigente con la actual norma) al 3,8%, por el conflicto que supone para la seguridad alimentaria; sin embargo, los combustibles avanzados, provenientes del tratamiento de residuos y la movilidad eléctrica, quieren incrementarse hasta un 6,8%. Se quiere también que el 3,6% de los combustibles correspondan a una producción a base de residuo proveniente de la cría de animales. El borrador, firmado por el parlamentario Bas Eickhout, del grupo Verdes, también pide un objetivo específico para los combustibles de aviación, que debería ser al menos de un 6,8 %, como en del total del transporte.

Se reconoce que el transporte consume el 32% del total de la energía de la UE, y sus emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero) son responsables del 22% del total. Además, su demanda energética depende casi enteramente (94%) de las importaciones; con la consecuente dependencia energética asociada y, vulnerabilidad a las fluctuaciones de precios. Así el Comité de Transporte recomienda la revisión de los objetivos de la Directiva de Transporte. Y advierte que, con un tasa del 27% en renovables, no se alcanzarían los objetivos de descarbonización marcados por la UE.

José Blanco, del grupo socialista y cabeza del Comité de Industria ya había propuesto un 35% de tasa de renovables, en su propuesta de modificación de la Directiva de renovables. Al contrario que el borrador de Eicknout, Blanco había propuesto que la aviación participase del objetivo colectivo del 6,8%, sin un objetivo específico propio. Mientras, miembros del Parlamento sugieren que un incremento del 20% de combustibles renovables en el transporte aéreo, podría ser una opción más acertada.

El Parlamentario danés es un firme defensor del vehículo eléctrico y cree que se debe priorizar este tipo de movilidad, multiplicándola por cinco. Siempre apostando por incrementar también la red de estaciones de recarga, no la carga casera. Respecto al uso de combustibles procedentes de especies vegetales se debería considerar, según el Comité de Transporte, las emisiones asociadas a los mismos derivadas del cambio en el uso del terreno. Y es que, según un estudio del International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA) y las consultoras Ecofys y E4tech, alcanzar el 10% de biocombustibles en Europa en 2020, significará la ocupación de 8,8 millones de hectáreas, un 2,2% del total de la superficie de cultivo. En la siguiente imagen se ve la evolución del cultivo de diferentes especies oleosas en la UE, y se aprecia un incremento del cultivo del aceite de palma y de colza para uso industrial.

Figura 1: Evolución cultivo oleosas

Los miembros del Parlamento votarán el próximo septiembre las enmiendas del borrador propuesto por Eickhout. Mientras tanto cabe una reflexión, viendo los datos de la contribución de las renovables por país (Figura 2), ¿es asumible establecer un porcentaje del 45% para el 2030?

Figura 2: Porcentaje de renovables por país en referencia a su objetivo para 2020. Datos de Eurostat

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *