Crece la importancia de los Impuestos Medioambientales en los ingresos tributarios

Los Impuestos Medioambientales tienen cada vez mayor relevancia en la recaudación fiscal, según se deduce del informe presentado por la Agencia Tributaria(1) el pasado mes de noviembre.

Ese mes, con un incremento del 1,8% respecto al mismo mes del 2012, a parte de los ingresos de periodicidad mensual, se empezó a ingresar también el Impuesto sobre el Valor de la Producción Eléctrica, introducido a comienzos de 2013, y que ha supuesto un ingreso de 502 millones € (1.257 millones en el año). Además, este año, se han ingresado otros 40 millones procedentes del Impuesto sobre la Producción de Combustible Nuclear Gastado.

Según el informe, “la fiscalidad medioambiental más los cambios en el impuesto sobre Hidrocarburos y en el impuesto sobre el Carbón asociados a la misma, suman 1.932 millones €, casi tanto como las medidas que afectan al IRPF”.

Además de los nuevos impuestos medioambientales ya mencionados ( sobre el valor de la producción de la energía eléctrica, sobre el valor de la producción de combustible nuclear y residuos radioactivos y sobre el almacenamiento del combustible nuclear y los residuos radioactivos, incluidos en la Ley 15/2012, de 27 dic, de medidas fiscales para la sostenibilidad energética), se ha aprobado recientemente un nuevo impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero (Ley 16/2013 por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental), que entrará en vigor en enero de 2014.

Hay que señalar que los impuestos en España gravan el consumo de energía pero no están encaminados a un cambio de hábitos medioambientales sino a aumentar la recaudación. Así lo demuestra el recorte de las primas a la energía solar, con efecto retroactivo, llevado a cabo por el gobierno y que amenaza con arruinar a miles de pequeños inversores.

 

(1)    http://www.agenciatributaria.es/static_files/AEAT/Estudios/Estadisticas/Informes_Estadisticos/Informes_mensuales_recaudacion_tributaria/2013/IMR_13_11.pdf

4 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *