Fuentes alternativas de energía: el caso del biogas en Francia

Según un estudio publicado por la Agencia Francesa de Medio Ambiente (ADEMA, en sus siglas en francés), en el año 2050, Francia podría obtener todo el gas que utiliza a día de hoy a partir de fuentes renovables, principalmente de biogás. Los operadores GRDR[1] y GTRgaz han respaldado este informe, donde se ha concluido que los recursos primarios identificados tienen el potencial teórico de producir 460 TWh de gas renovable. Según los datos de Eurostat, Francia habría tenido un consumo en el año 2016 de 337 TWh, más de doble del español, que se ha estimado en 156 TWh para el mismo año. A continuación, se presenta un gráfico del Instituto de la Ingeniería del Conocimiento, organismo dependiente de la Universidad Autónoma de Madrid, donde se ve que la demanda eléctrica total en España, apenas alcanza los 250 TWh

Volviendo al informe, también se analiza la participación porcentual de cada una de las fuentes de gas renovable para el escenario 2050. Así, el 30% de éste provendría de la digestión anaeróbica. Un 40% más se produciría por “pirogasificación”, la producción de metano a partir de materia orgánica, como madera, a partir de un proceso termoquímico. El 30% adicional provendría de otra técnica conocida como “power-to-gas”, en la que a partir de electrólisis con excedentes (de energía renovable) y CO2 de la atmósfera se produce metano.

En la siguiente figura se analiza en detalle cada una de las fuentes, así vemos que para la pirogasificación se utilizarían: combustibles sólidos de recuperación, desechos del bosque y madera, restos de aserraderos, etc. Para la metanización o digestión anaeróbica se utilizarían: restos de cultivos, cultivos intermedios, hierba, purines, restos de la industria agroalimentaria, biorresiduos y algas.

Además, según el documento, Francia evitaría 63 Mt de emisiones de CO2 anuales, si apostase por el biogás y abandonase los combustibles fósiles. A nivel puramente económico, se calcula que se ahorrarían 16 200 millones de euros en créditos de emisiones. Actualmente el gas natural importado por Francia supone el 14,3% de la energía primaria del país y representa el 25,7% de las emisiones de CO2, según la Agencia Internacional de la Energía.

Según el escenario considerado en el estudio, se establece un coste del gas renovable se entre 116 y 153 €/MWh, precio que incluye los costes de almacenaje, producción, uso y adaptación de la red de distribución de gas natural. Para hacernos una idea de magnitudes, decir que el coste de la cogeneración en España se encuentra en una horquilla de 123 y 141 €/MWh, según la Escuela de Organización Industrial.

Además, un creciente número de proveedores de energía están apostando por el gas renovable. El año pasado, la francesa Engie adquirió el compromiso de proveer a sus clientes franceses con un 100% de gas renovable para el año 2050. Compromiso al que ya se ha sumado también otra francesa, Enercoop. Mientras, el ministro de transición ecológica ha iniciado un grupo de trabajo para acelerar la adopción del biogás a través de medidas de financiación, conectividad y normativa. A finales de febrero o principios de marzo se conocerán las primeras conclusiones.

¿Y qué sucede mientras en España? ¿No podría ser el gas renovable una solución para la dejar atrás el uso del carbón? Además, podría ser un incentivo para la gestión de los bosques y la prevención de los incendios forestales. Pero a día de hoy, en el Estado español apenas se produce biogás, encontrándose en la catorceava posición de la UE. En primer lugar se encuentra Alemania, muy por encima de sus perseguidores, seguido por Italia, Francia y la República Checa, según datos de la European Biogas Association.

 

 

 

[1]

Gaz Réseau Distribution France

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *