La industria textil y sus problemas ambientales

La producción global de ropa se dobló entre el año 2000 y el 2014 y las compras se incrementaron en un 60%, como veremos más adelante, con una distribución polarizada. La industria textil es cada vez más eficiente, y los ciclos de la moda más cortos: Inditex está trabajando con más de 20 colecciones anuales y la sueca H&M con más de 16. En los últimos 30 años se ha redistribuido la producción hacia países con costes laborales y ambientales más bajos.

grupoecoindustria-distribucion-produccion-textil

Figura 1. Distribución de la producción textil. Fuente: Gotex

 

En la Figura 1 vemos como China e India dominan la producción mundial, mientras de los países europeos solo Italia y Alemania aparecen entre los 15 primeros en producción textil; y, solamente Italia entre los 15 primeros productores en confección.  En cuanto a la distribución del consumo, también está polarizada, como se ve en la Figura 2. La media de consumo en los países desarrollados sube hasta los 17,7 kg por persona y año, mientras que entre los países en desarrollo es apenas una cuarta parte.

grupoecoindustria-consumo-textil

Figura 1. Fuente www.teonline.com (Consumo textil en kg/persona/año)

Según estima la consultora McKinsey, el precio de artículos textiles se ha incrementado muy por debajo del resto de productos habituales de consumo y haciendo que, relativamente, sean más económicos. Posiblemente por esta razón, los consumidores se deshacen de las prendas 2 veces más rápido que hace 15 años y, consecuentemente, la producción de residuos aumenta. En EEUU se generan 1,2 millones de toneladas anuales, 1 millón sólo en Japón y en Reino Unido se generan 70 kg se ropa por persona y año(1). Ahora el temor es que los países en vías de desarrollo alcancen los mismos niveles de consumo.

grupoecoindustria-impacto-textil

Figura 3. Fuente: The Economist

 

En la figura 3 se hace una proyección del incremento de emisiones de CO2, uso del agua y uso del terreno, si el consumo textil de los países emergentes se igualara al de los países desarrollados, asumiendo que los niveles actuales de consumo. Vemos que las emisiones de CO2 se incrementarían casi un 80% y el uso del agua un 20%.

Muchas de las compañías más importantes ya han asumido que más tarde o más temprano la preocupación ambiental de los consumidores irá al alza y, acabará influyendo en la decisión de compra.

Hay muchos aspectos ambientales que las compañías textiles pueden trabajar y que pueden exigir a sus proveedores: como el uso de energías renovables, la reducción del consumo de agua o de químicos, y el desarrollo de nuevos materiales y procesos industriales más eficientes. Por ejemplo, H&M fue el mayor comprador mundial de “mejor algodón”: producido con menor consumo de pesticidas y de agua. Además la compañía ha eliminado los químicos per- y polifluorinatados en la producción de sus prendas impermeables, por la toxicidad de éstos. Nike, por su parte, ha desarrollado un método de tejido para sus zapatillas que reduce un 60% los residuos.  Sin embargo, las compañías productoras difícilmente pueden actuar en solitario sobre el uso que el consumidor final da a las prendas adquiridas una vez éstas ya no le sean de utilidad.

El ciclo de reutilización de estas prendas en el mercado de segunda mano es muy corto, por su baja calidad. En el reciclaje de las prendas usadas es muy difícil separar las fibras por procesos mecánicos y los químicos no son viables económicamente. Por otro lado, la degradación de las fibras plásticas es ya un problema grave para los ecosistemas marinos. Una intervención del sector público que, por lo menos, facilite la recogida selectiva de ropa desechada parece cada vez más inminente.

Por lo tanto, la durabilidad de los tejidos es otra de las asignaturas pendientes en el panorama textil actual y hacia al que muchas firmas dirigen su modelo de negocio, la calidad. Parece que el panorama de la industria textil tal como lo conocemos a día de hoy no va a durar para siempre.

 

 

 

(1)    Datos extraidos de la web www.ecooutfitters.co.uk

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *