La revisión de la Directiva Marco de Residuos en el centro del debate europeo

La reforma de la Directiva Marco de Residuos, que se está gestando desde hace meses, está de nuevo en el centro de la actualidad ambiental europea. Ya el pasado noviembre, informábamos del debate que tuvo lugar en el Parlamento, que finalmente optó por proponer una tasa de reciclaje de RSU del 70% para 2030. Recordemos que el objetivo vigente es del 50% para 2020. Se revisan también tasas de reciclado de envases, límites de gestión vía vertedero, y se plantean nuevos objetivos, como por ejemplo de reutilización. Todo dentro del ámbito de la Economía Circular, por la que apuesta la UE.

Sin embargo, recientemente se ha conocido la oposición a la propuesta del Parlamento de varios países miembros. La ONG EEB (1), que aglutina diferentes entidades ambientalistas europeas, ha hecho una encuesta entre los países miembros que arroja resultados sorprendentes. En la siguiente figura se puede ver la posición de cada uno de los Miembros. El mapa interactivo, que se puede consultar en su página, nos amplía la información, y nos detalla más o menos los argumentos de cada país.

grupoecoindustria-RSU-economia circular

Figura 1. Fuente: EEB. Ver imagen interactiva.

 

Llama la atención que sean Alemania, Dinamarca o Finlandia los que se opongan. En el caso de Alemania, los motivos apuntan a que la revisión y puesta en común de la metodología para realizar los cálculos podría rebajar su tasa de reciclado. Dinamarca, el mayor productor per cápita, es también uno de los países que más utiliza la valorización energética como método de gestión.

En concreto se preguntó a los Estados Miembros sobre su posición respecto al objetivo de reciclaje del 65%; la recogida separada de residuos orgánicos y un nuevo objetivo del 10% de reutilización y la petición de la Comisión de plantear nuevos objetivos en el ámbito de la prevención. Otros países como Hungría, Letonia y Lituania, también se oponían categóricamente. Mientras Francia, Bélgica y Holanda daban su soporte a estas medidas.

El objetivo del 65% en RSU lo apoyan República Checa, Finlandia, Italia, Portugal, Luxemburgo y Eslovaquia. Aunque se oponen la imponer tasas de reutilización o prevención. Llama la atención que países como España, Rumanía y Grecia, con tasas todavía muy bajas en reciclaje, pidan objetivos más ambiciosos.

El pasado 19 de mayo, el Consejo acordó una posición común, que deberá debatir con el Parlamento a partir del 30 de este mismo mes. Y, aunque no hay un texto definitivo, parece que se rebajará el objetivo de reciclaje de RSU al 60%. La tasa de reciclaje de envases se rebaja del 75 al 70%. Se propondrá una prórroga de 10 años para aquellos países que no puedan alcanzar el límite del 10% de gestión vía vertedero. Y quizás, otros mecanismos que permitan retrasar el cumplimiento de los objetivos más allá del 2030.

 

(1)    European Environmental Bureau

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *