Posible solución para problemas de olores en granjas porcinas

El dióxido de titanio podría ser la solución a los problemas de olores de las granjas de ganadería intensiva porcina. Esto es lo que se desprende de un estudio de la Universidad de Iowa en el que se ha experimentado con diferentes recubrimientos con este componente. La novedad sería el coste tan bajo de las aplicaciones. Los problemas de olores, afectan a muchos sectores industriales aunque todavía no exista legislación en muchos países, la preocupación por estas cuestiones es creciente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *