Autoconsumo eléctrico: el borrador de un nuevo RD sigue desincentivando las renovables

El proyecto de Real Decreto por el que se establece la regulación de las considiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica y autoconsumo y de producción con autoconsumo, se encuentra en trámite de información pública y en plazo para presentar alegaciones hasta el 24 de junio.

Esta nueva norma continúa desincentivando las energías renovables y el autoconsumo. Por lo tanto, este Gobierno sigue la política que comenzó con el RD 1699/2011 y que ha continuado durante su mandato, penalizando cualquier fuente de energía alternativa.

En este caso, a los cargos ya existentes y discutibles:

–        peaje para sufragar las redes, que solo se pagará cuando se esté vertiendo o recibiendo energía de la red, y

–        los cargos del sistema, que incluyen desde la prima a las renovables hasta el déficit tarifario y que el autoconsumidor deberá pagar siempre; se añade un tercero,

–        costes del sistema eléctrico, que se pagará siempre que se esté conectado a red y que pretende, según el texto del borrador, garantizar el balance entre generación y demanda en el horizonte diario y en tiempo real, como la capacidad necesaria para dicho equilibrio a medio y largo plazo.

En la disposición transitoria, desarrolla el importe de esos cargos asociados a los costes de sistema eléctrico, que se aplicarán solamente a las instalaciones que tengan acumuladores y, que oscilaría entre los 8,9 euros por kW y los 15,3 euros por kW, para potencias inferiores a 15 kW conectadas en baja tensión. Así para una típica potencia contratada de apenas 4,4 kW, hablaríamos de un importe extra en la factura de 39 a 67 euros.

El Ministerio de Industria pretende disuadir del uso de estos acumuladores, cada vez más eficientes, mientras que en otros paises como Alemania, se está incentivando, para espaciar el vertido a red de los excedentes de producción. Señalamos además que el artículo 10 del borrador establece que no se podrá recibir una contraprestación económica por los excedentes de energía vertidos a red.

En estas condiciones, ¿quien querría una instalación fotovoltaica de autoconsumo? ¿Puede España permitirse prescindir de la energía solar?

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *