Beijing incentiva reciclar

China sigue esforzándose en mejorar su sistema de reciclaje en sus principales ciudades. Beijing produce alrededor de 26.000 toneladas de residuos domésticos cada día. 29 centros de tratamientos de residuos urbanos trabajan a su máxima capacidad sin dar abasto. Sin embargo, esta cuidad recolectó en 2018, tan sólo, 9,3 millones de toneladas de residuos domésticos. Alrededor del 40% de los residuos domésticos producidos en esta cuidad son vertidos en vertederos, pero esto conlleva problemas ambientales y de olor.

Beijing también introduce cambios en la gestión de residuos urbanos con un enfoque diferente al de Shanghái. En Shanghái, los residentes que no reciclen correctamente se enfrentan a una sanción de 200 yuanes (alrededor de 30€). Beijing prefiere, de momento, incentivar a sus residentes a separar sus residuos (en 4 categorías) dotándoles de un sistema de puntos intercambiables por premios como papel higiénico, cajas de especies y esterillas o alfombras.

Se estima que, si se hubiese impuesto el sistema de reciclado de residuos urbanos en 2015, se habrían podido abaratar los costes de tratamiento de residuos de Beijing en un 64%; es decir, un ahorro de 1.530 millones de yuanes (unos 240 millones de USD).

Un estudio realizado en 2017 por la Renmin University de Beijing, afirma que una correcta clasificación de los residuos urbanos podría reducir el riesgo de contraer cáncer en un 25%, pues se reducen drásticamente las emisiones de CO2 por la incineración de los residuos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *