Contaminación y Coronavirus

Durante semanas, las autoridades sanitarias han sospechado de la relación entre la calidad del aire y la  tasa de mortalidad y de enfermos graves causados por el Covid-19. A medida que ha avanzado la pandemia del coronavirus se han tenido más datos de los factores que pueden incrementar sus efectos.  

No existen muchos datos sobre la epidemia en China, pero una vez en Europa y, sobre todo, Estados Unidos con su mayor diversidad se están llegando a conclusiones sorprendentes. Curiosamente, los datos señalaban inicialmente  una mayor incidencia y mortalidad en áreas de mayoría de población afro-americana  y nativa. Sin embargo, una vez analizados en profundidad se puede ver que una vez se ha iniciado el contagio, la mortalidad estará muy influida por la contaminación atmosférica a la que históricamente han estado expuestos los enfermos. La mayor incidencia de contagios de grupos como los nativos americanos se puede explicar por las residencias multigeneracionales que favorecen la propagación del virus y hacen muy difícil el distanciamiento.

A principio de Abril, con la publicación de un nuevo estudio realizado por la Universidad de Harvard se corroboró estadísticamente la asociación directa existente entre las altas tasas de mortalidad en las zonas territoriales con una alta contaminación atmosférica. Para realizar este estudio se compararon los datos de fallecimientos, hospitalizaciones y número de casos por coronavirus en 3080 condados estadounidenses con las concentraciones históricas de las partículas PM2.5 en el aire entre los años 2000 y 2016. El informe concluyó que el aumento en la concentración del aire de partículas PM2.5 en 1 microgramo por metro cúbico provocaba el incremento en un 15% de las probabilidades de morir por el Covid-19. Es por ello que el estudio estima que si, por ejemplo, Manhattan hubiese reducido, en estos últimos 20 años, la concentración media atmosférica de partículas PM2.5 en un microgramo por metro cúbico, se hubiesen registrado 248 muertes de menos por el Coronavirus. Todo ello sin contar las 5,5 millones de muertes prematuras al año en todo el mundo causadas por la contaminación del aire.

Los principales orígenes de las partículas finas PM2.5 provienen de la combustión de hidrocarburos (automóviles, refinerías, plantas energéticas, …) al igual que del humo del tabaco en espacio cerrados. Respirar estas micropartículas contaminantes inflama el revestimiento de los pulmones y reduce  la capacidad del cuerpo humano de combatir contra las infecciones respiratorias.

El confinamiento impuesto por ciertos gobiernos ha reducido drásticamente la circulación de automóviles y ha disminuido la contaminación del aire. Observaciones del satélite Copernicus Sentinel-5P propiedad de la European Space Agency (ESA) muestran el claro descenso de N02 en las principales ciudades europeas. Sus  valores son muy variables en función de factores como el clima. Es por ello que los resultados plasmados en las imágenes son la media de contaminación entre el 13 de marzo y el 13 de abril comparado con la contaminación media en los mismos meses del año pasado. En Madrid, Milan y Roma la contaminación atmosférica se redujo en un 45% y en París en un 54%.  Las observaciones del 1 de enero al 24 de marzo de 2020 de la concentración de dióxido de nitrógeno del aire en la India muestran una reducción de entre el 40 y el 50% en ciudades como Delhi o Mumbai comparadas con el año pasado en este periodo.

Los resultados de estas observaciones podrían prácticamente tratarse de un cuasi-experimento econométrico que demuestra que la contaminación urbana viene, principalmente, del coche con motor de combustión.  Los elevados niveles de dióxido de nitrógeno solo producidos en gran parte por vehículos diesel.

La relación entre las elevadas tasas de mortalidad por Covid-19 y los altos niveles de contaminación son difícilmente negables. Un estudio analizó 66 regiones europeas y concluye que, hasta el 19 de marzo, el 78,5% de las defunciones por este virus ocurrieron en sólo cinco regiones y casualmente son las regiones con una mayor contaminación atmosférica. 

Los expertos anuncian que un aire más limpio ayudaría a combatir la pandemia reduciendo las muertes de Covid-19. Según Xiao Wu, miembro del equipo del estudio realizado por la Universidad de Harvard, se podrían reducir futuras muertes si los organismos responsables alentarán a las poblaciones con alta exposición a la contaminación a tomar precauciones adicionales pues es posible que tengamos que convivir con el Covid-19 durante tiempo hasta encontrar una vacuna o tratamiento. En este estudio se hace hincapié en la importancia de reducir la contaminación atmosférica durante y después de la pandemia; especialmente cuando, en las últimas semanas, la administración Trump ha estado trabajando para revocar las leyes decretadas durante la legislación Obama para regular las emisiones de los vehículos. Paradójicamente, un mismo estudio de su administración, también encontró evidencias de la relación entre un mayor número de muertes prematuras con un empeoramiento de la calidad del aire. Por último, la Agencia de Protección Ambiental (E.P.A) reconoció que la flexibilización de las regulaciones a las plantas de carbón promovidas por la  administración Trump provocarían probablemente alrededor de 1.400 muertes prematuras adicionales al año.

Un estudio italiano confirmaba el estudio de la Universidad de Harvard y señala que las mayores tasas de mortalidad en Italia coinciden con zonas de mayor contaminación atmosférica.

The Guardian realizó un recuento de la mortalidad en varias ciudades y comunidades americanas comparándolas con las tasas de contaminación atmosférica.

  • Los Angeles es la ciudad con la peor calidad del aire de E.E.U.U. y ha registrado un 50% más de defunciones por población infectada (3 por 100.000) que la media nacional.
  • La cuidad de Detroit ha tenido más de 700 muertes por Covid-19  y su tasa de mortalidad(40 por 100.000) es un 250% mayor a la media nacional.
  • En Houston se confirmaron 79 muertes por coronavirus 
  • La Nación Navajo tiene el mayor ratio de virus en Arizona con 317  casos por 100.000 personas comparado con la media nacional (53 por 100.000). 

Los Navajos de la Resrva han sufrido enormemente la pandemia. El número de casos de coronavirus en esta nación aumentaron en un 17% en solo un día y se sitúan en los 698 infectados y los 24 muertos comparado con las 16 en todo el estado de Nuevo México con una población de 13 veces mayor. Las autoridades navajas están estableciendo controles, hospitales de campaña y estrictos toques de queda que, si incumplidos, pueden reportar una multa de 1000 USD o 30 días en la cárcel. Estas medidas buscan proteger a más de las 150.000 personas que habitan en la reserva Navajo.

Los autoridades sanitarias estiman que en la nación Navajo alcanzará el pico de la curva de infectados por coronavirus a mediados de mayo y que con la obtención de mayor número de test rápidos se detectarán probablemente más casos pero esto ayudará a combatir la propagación del virus.

Según los líderes nativos americanos, la mayor proporción de infectados por el coronavirus en la reserva puede provocar una oleada de racismo por parte de los habitantes de otros estados al querer culpabilizar de la pandemia a las tribus nativas.

Las comunidades afroamericanas, hispanas y nativas americanas en los estados unidos están sufriendo ratios de mortalidad por el coronavirus desproporcionadamente elevados. Estas comunidades son las más vulnerables al haber estado expuestas a elevados índices de contaminación ambiental y a la toxicidad de las industrias. Esta exposición incrementa el riesgo de sufrir complicaciones graves al contraer el Covid-19. Otros factores de riesgo son la pobreza, la polución, las condiciones médicas preexistentes, una vivienda inadecuada, una sanidad pública deficiente, malnutrición y una agua corriente de baja calidad. En los Estados Unidos estos problemas suelen encontrarse, desgraciadamente, más presentes en las comunidades de color.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *