Salvar el planeta tierra

¿La forma más viable de salvar la Tierra?

Hay 300 gigatoneladas de carbono en la atmósfera de origen antropogénico. Han sido emitidas desde el comienzo de la revolución industrial por la actividad humana. 

Por otro lado, a medida que la temperatura sube, la actividad de los microorganismos en el suelo aumenta y esto incrementa aún más las emisiones de carbono. La gran mayoría del carbono de la Tierra se almacena en nuestros suelos o en el mar. Debido a esto, los llamados circuitos de retroalimentación están comenzando a acelerar el cambio climático.

¿Cómo podemos revertir esto? Ecológicamente hablando, los árboles son los medios más efectivos para capturar y almacenar carbono. Hasta ahora, la restauración forestal no se ha considerado formalmente como una estrategia de mitigación del cambio climático. Sin ninguna evidencia científica, no hemos podido cuantificar la contribución de la restauración forestal. Por esta razón, no sabemos si esto podría capturar 10 o 110 gigatoneladas de carbono adicionales.

El mapa que puede ayudarnos a revertir el cambio climático en la Tierra

Crowther Lab, un grupo de investigación basado en la ETH de Zurich, ha creado el primer mapa global de todo el ecosistema forestal.  Han utilizado técnicas de Big Data con  datos satelitales y los una red mundial de organizaciones ecologistas para crearlo.  Además, aprovechó toda esta información para crear otro mapa mostrando los lugares donde se podrían plantar más arboles que pudiesen soportar temperaturas más altas.

El primer mapa afirma que hay 3.04 mil millones de árboles en la Tierra. Esta es una cifra siete veces mayor de lo estimado previamente. Ahora sabemos que la Tierra podría soportar 4.400 millones de hectáreas de cobertura arbórea continua. Estas son 1.600 millones más que las 2.800 millones de hectáreas existentes actualmente. Actualmente, 900 millones de hectáreas están fuera de las áreas utilizadas por asentamientos urbanos. Esto significa que actualmente hay un área del tamaño de los Estados Unidos disponible para la repoblación forestal.

¿Qué implicaciones tendría? Los nuevos bosques, una vez maduros, podrían llegar a almacenar 205 mil millones de toneladas de carbono. Esto significaría aproximadamente dos tercios del carbono que se ha liberado a la atmósfera desde la Revolución Industrial. Los datos del Crowther Lab, no solo confirman la eficacia de la reforestación; sino que la señalan como la solución preferente.

Un nuevo paradigma

La opinión mundial está manifestándose por causas ambientales y, más concretamente, en la lucha contra el cambio climático.  Aunque los movimientos voluntarios de reforestación pueden ser de gran ayuda, difícilmente serán determinantes. Por esta razón, se está empezando a plantear un cambio de paradigma.

No tiene sentido sólo penalizar económicamente las emisiones de gases de efecto invernadero cómo ya se está haciendo ya con el mercado europeo de derechos de emisión de CO2. También se debería compensar a aquellos que absorben CO2 mediante, por ejemplo, actividades de reforestación o de mantenimiento de bosques existentes.

En una economía de mercado como la nuestra, se puede incentivar una actividad que redunda en beneficio del planeta en el que vivimos

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *