Skyline of Shanghai Pudong at sunset China

China y Shanghái planean su futuro

En China, hasta ahora, no existía un sistema formal de reciclado de residuos. Todo el sistema dependía de los “waste pickers” que examinaban los residuos y recogían todo aquello que se podía vender. Pero, a medida que la sociedad china es cada vez más rica, es más difícil encontrar quien haga este trabajo. Shanghai produce más residuos que el Gran Londres. La diferencia es que la primera aumenta de forma acelerada mientras que el segundo tiene una producción estable. Para tener una idea de magnitudes, China genera como residuo, 80.000 millones de pares de palillos desechables cada año. Y el número crece con el cambio de costumbres hacia la comida “para llevar”.

Se habían intentado sistemas de recogida separativa pero habían fracasado, entre otras razones, por falta de concienciación ciudadana. Todos los residuos se mezclaban en todos los contenedores.

Para arreglar este problema, desde este primero de Julio, en Shanghai, se ha iniciado una experiencia piloto

  • Se obliga a toda la población a segregar los residuos en cuatro tipos
  • Sólo se puede depositar los residuos en determinados momentos del día en presencia de agentes de la autoridad
  • Al limitar el espacio de tiempo en el que se puede depositar la basura, todos los vecinos pueden ver como segrega cada uno. Esto supone una presión informal considerable.

Los incumplimientos se han empezado a sancionar desde el primer día. En el caso de particulares, a parte de multas, pueden afectar su aplicabilidad para solicitar un crédito o comprar un billete de tren

Habrá que ver que sistemas se aplican las otras ciudades del programa piloto y cual es el que se escoge para toda China

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *