ETS-emisiones-co2

Cumbre del clima de París: incierta hoja de ruta

En la pasada Cumbre del Clima de París, que muchos calificaron de acuerdo histórico, 195 países estuvieron de acuerdo en mantener la temperatura por debajo de los 2ºC de incremento respecto a los niveles pre-industriales y trabajar para que ese aumento no sea mayor de 1,5ºC. Además, para la segunda mitad del siglo XXI, se perseguirá el objetivo de cero emisiones, extrayendo de la atmósfera los gases de efecto invernadero (GEI) que se hubieran añadido hasta entonces.

El acuerdo necesita una inversión de 100 billones de dólares al año, que deberían aportar los países  ricos, a partir de 2020. Estos fondos servirían, principalmente, para que los países en desarrollo puedan adaptarse a las nuevas circunstancias climatológicas asociadas al calentamiento global. No se asegura el cumplimiento del compromiso de mantener el incremento de la temperatura por debajo de 1,5ºC. Teniendo en cuenta, que a día de hoy, la temperatura del planeta ya se ha incrementado en 1ºC, la única opción para alcanzar el acuerdo es extraer carbono de la atmósfera. La reforestación ayuda, y Brasil está trabajando en ese sentido, pero no es suficiente. A día de hoy, la tecnología disponible no permite fijar de manera masiva CO2 atmosférico.

Todos sabemos que los principales productores mundiales de GEI son China y EEUU, que esta vez sí han subscrito el acuerdo. China ha accedido por que se le ha concedido libertad a la hora de decidir los tiempos, no se ha comprometido a reducir emisiones antes del 2030. Además, la falta de transparencia de las autoridades chinas, hacen dudar de la fiabilidad de los datos.

 160116_global emissions_1

Fuente: The Economist

Aunque, si nos fijamos en los datos de emisiones por persona, que parecen más justos que los de emisiones globales, las cosas cambian:

160116_global emissions_2Fuente: The Economist

A la cabeza encontramos a los grandes productores de petróleo: Oman (18,92 t CO2/ persona /año) y Arabia Saudí (16,8 t CO2/ persona /año). Por encima de Arabia Saudí, también se encuentra Australia (17,3 t CO2/ persona /año) y muy cerca EEUU (16,5 t CO2/ persona /año) y Canadá (15,9 t CO2/ persona /año). Estas cifras prácticamente doblan las europeas, de las que os informábamos hace poco. Europa, además ya había adquirido un compromiso de reducción de emisiones para 2020, que para España suponía reducir un 10% respecto al 2005. Es decir, quedarnos prácticamente en el actual nivel de 7,5 t CO2/ persona /año.

Lo que más diferencia a este acuerdo de otros anteriores, además de la participación de China y EEUU, es que se prevé hacer seguimiento y evaluaciones del cumplimiento de objetivos. El primero en 2018, y esperando que en 2020 se pueda llegar a nuevos acuerdos.

Que el calentamiento global ya es una preocupación de toda la humanidad es un hecho. Y los acuerdos incluyen también a las renovables: China e India se han comprometido apostar por la eólica y la solar, lo que podría significar doblar el total de capacidad eólica y solar de la Tierra en 15 años. España no debería quedarse atrás en el desarrollo de estas tecnologías.

Incluso la industria se ha sumado al compromiso de frenar el calentamiento global y grandes empresas como Apple, Google y Unilever están trabajando para recortar drásticamente sus emisiones. En España, el Gobierno ha apostado por el Plan PIMA empresa para promover la reducción de GEI en la industria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *