El mercado hunde a la industria del carbón en EEUU

La industria del carbón, la que fuera para muchos la base de la industria americana, está cayendo por el peso de sus propios costes de explotación y posterior uso. La principal alternativa es el gas natural, más barato y más limpio. Las emisiones de CO2 por el uso de carbón como materia prima en las centrales eléctricas doblan a las producidas por el uso de gas natural según la U.S.EIA[1]. Además, la administración Obama ha dado un nuevo golpe a la industria con nueva normativa que limita las emisiones de las plantas de producción de energía eléctrica.

El carbón es el combustible más abundante en Estados Unidos, pero hay expertos que afirman que es más barato y limpio extraer gas natural de subsuelo mediante la técnica de fracking[2]. Esta afirmación podría ser discutible, pero vayamos a los datos objetivos:

–        Las acciones de las principales compañías de extracción de carbón han caído a un 3% de su valor en el último año y todas están en bancarrota o concurso de acreedores.

–        Las desinversiones en el sector son generalizadas, no solo en EEUU.

–        Los precios del carbón han caído un 70% en los últimos cuatro años.

–        En EEUU, el número de trabajadores en el sector continúa bajando, apenas alcanza los 80.000, la mitad de los que están actualmente ocupados en el sector de la energía solar.

Expertos analistas de Macquirie afirman que el consumo en EEUU todavía tiene que caer hasta el 25 % del actual. Ha sido el propio mercado el que ha desplazado el carbón en favor de otras alternativas más limpias y económicas. Al contrario de lo que sucede en España, el sector no es subsidiado por el Estado. Y mientras se pierden empleos en el sector del carbón, se generan nuevos empleos en las renovables. Recordemos las dificultades impuestas por el gobierno español a la  producción de energía fotovoltaica, la necesidad de replantear nuestra política energética es evidente.


[1]    United States Energy Information Administration.

[2]    Fracturación hidraúdica del terreno, en el que se inyecta agua, arena y aditivos para extraer el gas atrapado en la roca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *