india waste problem

La India y su gran mercado de residuos en peligro

En toda la India, desde los pueblos más pobres hasta las zonas residenciales caras de grandes ciudades, millones de recolectores de basura están trabajando para recoger lo que otras personas eliminan. Se llaman raddiwalas, traperos, carroñeros y gestores de residuos. Algunos van de puerta en puerta, otros recogen hierro y ladrillos usados ​​en obras de construcción, otros limpian parques y calles de la ciudad. Incluso hay especialistas que recogen el cabello, que se exporta a granel para confeccionar pelucas.

Son la base de una industria de aproximadamente 22 mil millones de euros. A partir de ellos, se avanza a través de intermediarios e industriales, cada vez más especializados, para eventualmente convertir la basura en nuevos objetos. Es una fuente de ingresos para los grandes conglomerados industriales. Además de ser una ruta para salir de la pobreza para algunos de los ciudadanos hindúes más desfavorecidos.

Todo eso ha sido trastocado por el colapso en el mercado global de residuos. Un mercado dominado por dos jugadores: China, que compra la mayor parte de la basura del mundo, y Estados Unidos, que son los que más venden. El año pasado, China redujo drásticamente la cantidad que compraba. Esto redujo el precio del residuo en todo el mundo. Las compañías de reciclaje indias aprovecharon los grandes descuentos y comenzaron a importar más basura de los EE. UU. y otros lugares. Las importaciones de chatarra mixta de plástico a la India aumentaron un 33 por ciento el año pasado. Como consecuencia, dejaron de comprar a los raddwallas.

Mientras, la “industria” de los raddiwallas se desvanece, el problema de los residuos en India no se soluciona.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *