quemar-fire-incineration

LA ROPA QUE NO SE COMPRA, SE QUEMA

Hoy en día, la industria de la moda es uno de los motores de la sociedad. Cada vez queremos esperar menos para renovar nuestro vestuario. Muchas tiendas cambian sus stocks cada 15 días, otras todas las semanas y algunas, dos veces por semana. Esta producción masiva provoca toneladas de residuos, pero la contaminación generada al gestionar el producto sobrante aun es mayor

Para la producción de una camiseta de 150 gramos se necesitan alrededor de 2000 litros de agua. Además, el proceso de fabricación emite lo mismo que un coche en 40 km. A pesar de todos los efectos que conlleva fabricar las camisetas, cada persona descarta el equivalente a 70 camisetas al año.

¿Qué se hace con la ropa que no se compra?

En 2015, la industria de la moda produjo 100 mil millones de prendas de vestir, para los 7 mil millones de personas que residen en el mundo. Lógicamente, al producir más ropa de la que necesitamos, una parte importante no llega ni a comercializarse. Por esta razón, las empresas se ven forzadas a quemar todo este producto excedente

La incineración de ropa libera 1,36 Toneladas de CO2 por MWh, que es incluso más que quemar carbón (0,36 Tn) o gas natural (0,2 Tn). Estas emisiones deben añadirse a las asociadas a la producción de cada una de estas prendas, que ya ha supuesto una contaminación apreciable.  Debemos reflexionar profundamente si realmente es beneficiosa esta filosofía de consumo.

 

Cada vez la usamos menos , ¿Realmente es tan importante?

La Fundación Ellen MacArthur descubrió que la utilización de ropa, o la frecuencia con la que usamos nuestra ropa, ha disminuido en un 36% durante la última década y media, y muchos de nosotros usamos ropa solo de 7 a 10 veces antes de que termine en un vertedero o en un incinerador. Los estudios demuestran que solo usamos realmente el 20% de nuestros armarios desbordados.

Clothes-Residuos-quemar-fire- ropa

¿Realmente necesitamos que se produzcan tantos productos cada año? Quizás está llegando la hora de que nos preocupemos por el nuestro planeta. Debemos dejar de depender del consumismo. Valorar las cosas por su utilidad y dejar de querer lo más nuevo del mercado. Es la hora de hacer un cambio, y todo empieza cambiando cada uno de nosotros individualmente.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *