Promulgado el nuevo impuesto ambiental sobre los gases refrigerantes fluorados en función de su efecto invernadero

Publicada en el BOE  la Ley 16/2013 que introduce en el ordenamiento jurídico español el Impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero (Art. 5). Este tributo, de naturaleza indirecta, recae sobre el consumo de estos gases  y grava, en fase única, la puesta a consumo de los mismos atendiendo al potencial de calentamiento atmosférico.

Afectará principalmente a sistemas de refrigeración en las cadenas logísticas y de distribución, así como los puntos de comercialización de alimentos. El hecho imponible se dará en la carga inicial o en la recarga.

En el Apartado Catorce se establecen deducciones al Impuesto para los contribuyentes que acrediten haber entregado los gases fluorados de efecto invernadero a los gestores de residuos reconocidos por la Administración pública competente, a los efectos de su destrucción, reciclado o regeneración. Obviamente, la base deducida será inferior a la imponible porque se realizan recargas cuando ya ha ocurrido un determinado nivel de pérdidas

El nuevo Impuesto entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2014 y los contribuyentes estarán obligados a presentar una autoliquidación cuatrimestral de las cuotas devengadas según los modelos, plazos y requisitos establecidos por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Asimismo se deberá efectuar, simultáneamente, el pago de la deuda tributaria.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *