emisiones

Una iniciativa que contagia

Las empresas son cada vez más conscientes del cambio climático y de la necesidad de reducir la contaminación. Muchas empresas han estado marcando objetivos para el futuro. Para conseguir alcanzar estos objetivos, no solo se tendrán que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) sino que se tendrán que capturar los que hemos emitido en los últimos siglos para volver a llegar a niveles normales. Por esto, hay compañías que ya están anunciando medidas para compensar sus emisiones pasadas.  Microsoft ha sido una de estas empresas. El objetivo es que en 2030 Microsoft sea carbono negativo y para 2050 elimine del medio ambiente todo el carbono que la empresa ha emitido desde su fundación en 1975. Cada vez hay más grandes empresas que empiezan a reducir su impacto en el medio ambiente.

Empresas más pequeñas empiezan a seguir los pasos de los gigantes

Una de estas empresas es el Grupo VELUX, fabricante líder de ventanas de tejado, cubierta plana, claraboyas, cortinas y persianas. Durante casi 80 años, The VELUX Group ha creado mejores entornos de vida para personas de todo el mundo. Entre sus productos hay ventanas de techo y claraboyas modulares, persianas decorativas, productos de protección solar y persianas enrollables.

El Grupo VELUX es el último miembro en unirse a esta iniciativa de colaboración. Una iniciativa que reúne a las empresas más influyentes del mundo comprometidas con la energía 100% renovable. La ambición corporativa de energía limpia está creciendo a pesar del COVID-19. Los meses pasan y más empresas se unen en este objetivo conjunto. Este grupo anunció su nuevo compromiso de convertirse en Carbono Neutral de por vida para su 100 aniversario, en 2041. De cara al futuro, el Grupo VELUX también se compromete a reducir drásticamente las emisiones de carbono de su empresa, de acuerdo con el Acuerdo de París.

El problema  es que no es sencillo para una empresa estimar sus emisiones pasadas. “En la actualidad, no existe una metodología estándar para calcular la huella de carbono histórica”, dice David Briggs, director ejecutivo de Velux Group. «Es un desafío porque los factores de emisión válidos y los datos de consumo de energía anteriores a menudo no están disponibles». Velux planea compartir la metodología que utilizó con otras empresas. Esto solo es el comienzo hacia un futuro mejor. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *