La ola de calor dispara los niveles del ozono troposférico.

La alta incidencia de radiación solar durante la última ola de calor  ha hecho que se disparen los niveles de ozono troposférico. La provincia de Barcelona es una de las más afectadas por este suceso. Este contaminante es altamente oxidante, y “el que más afecta a la salud de los europeos y españoles”.

Ecologistas en Acción denuncia que 200 estaciones de medición de calidad del aire detectaron niveles por encima del objetivo legal, superando 70 veces el umbral de la información a la población (180microgramos/m3) y la “pasividad” de las autoridades al considerar que las acciones rutinarias no son suficiente para la protección de la salud y el medio ambiente.

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *