La política energética europea cuestionada por la industria

Los principales representantes de la industria química europea se han reunido en Ámsterdam con motivo de la reunión anual de Euro Chlor(1). Los líderes de esta asociación y de la Cefic(2) han advertido que la industria química europea está en riesgo si no se repiensa el sistema energético. Hay quejas sobre los extracostes debidos a la regulación de la UE, que ya ha hecho un estudio exhaustivo sobre el tema, pero además sobre el excesivo precio de la energía.

Como se puede ver en la siguiente tabla, los costes derivados de la regulación energética y de la normativa sobre cambio climático prácticamente se han triplicado desde el año 2006. Hay que tener en cuenta además, que la figura todavía no refleja la aplicación de los BREF(3) aprobados para el sector, según lo dispuesto en la normativa sobre emisiones industriales.

grupoecoindustria-politica-energetica

Fig 1. Evolución de los costes asociados a la legislación europea en la industria química.  Índice, año 2004=1.Fuente: UE.

 

Y es que, a pesar de que en los últimos años el coste de producción de la energía ha bajado, el precio que se repercute al consumidor es cada vez mayor. Uno de los motivos de este sobrecoste son los llamados «mecanismos de capacidad»: éstos constituyen una serie de medidas que se adoptan para asegurar el suministro energético y que, por ejemplo, pueden suponer mantener plantas de producción para que vuelquen energía en la red solo en caso de necesidad en el sistema. España, según los informes de la UE es el país miembro con el mayor número de «mecanismos de capacidad». La misma Comisión ya había detectado que existe un problema a la hora de evaluar la necesidad e idoneidad de estos mecanismos por parte de muchos países miembros.

Otro de los grandes problemas que suponen un gran sobrecoste es la gran extensión de la red de distribución. Una de las propuestas es ir a sistemas en los que las centrales de producción de energía  sean más pequeñas y se sitúen cerca de las zonas industriales. De este modo tendríamos más centrales de generación de energía y redes de distribución mucho más cortas.

La industria química como gran consumidora, exige ser compensada por los elevados costes de la energía. Alertan de la preocupante falta de inversiones previstas en el sector dentro de la UE, que achacan a los gastos tan elevados que supone cumplir la legislación europea, inferiores en otras regiones del mundo.

Otra de las sugerencias del sector es ir a una mayor integración, que al final suponga un espacio único europeo, de manera que los centros de producción/consumo fronterizos puedan compenetrarse aunque pertenezcan a países distintos. El pasado abril, la industria del papel ya había lanzado una serie de sugerencias para mejorar el sistema eléctrico europeo.

En los próximos meses, la Comisión publicará propuestas sobre la Directiva de Eficiencia Energética, sobre el diseño del nuevo Mercado Eléctrico y la revisión de la Directiva de Energías Renovables. La industria cree que se pueden reducir emisiones, a la vez que se reducen costes. Veremos si se introducen cambios sustanciales en el modelo actual que puedan beneficiar a todos.

 

 

(1)   Asociación Europea de productores de cloro y derivados.

(2)  Asociación Europea de la Industria Química.

(3)    Documentos de referencia de las Mejores Técnicas Disponibles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *