La sostenibilidad económica de las plantas municipales de tratamiento de residuos, amenazada también por la reforma energética

Las autoridades de municipios como Madrid y Barcelona alertan de la amenaza para la viabilidad de sus plantas de tratamiento de residuos, derivada de la reforma energética que prepara el Gobierno.

Ambas ciudades cuentan con tratamientos de residuos y lodos con producción de energía eléctrica.  Además estas plantas de tratamiento suponen un beneficio medioambiental por la reducción de la deposición de residuos en vertedero y por reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Dichos servicios municipales se sostienen económicamente en parte gracias a los incentivos del régimen especial, donde se incluyen las energías renovables, y que ahora el Gobierno quiere recortar. Estos recortes en las primas pueden suponer un coste de 10m€ anuales para Barcelona y de unos 7 m€ para Madrid si se sigue con el actual esquema de funcionamiento o posibles incrementos tanto  de los residuos gestionados en vertedero como de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, propone, en una carta dirigida al ministro de industria, medidas para paliar los problemas de estas instalaciones.

Por su parte, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha mostrado también, en un comunicado, su rechazo al proyecto de ley del sector eléctrico y está considerando pedir compensaciones o una moratoria.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *