Miembros de la UE negocian para relajar los límites de los techos nacionales de emisiones atmosféricas

La Directiva 2001/81/CE, que regula los techos de contaminación atmosférica permitidos a los países miembros, está en proceso de revisión. Entre las propuestas que se plantean está incluir techos de emisión para partículas PM2,5 y para metano. Se plantea, a diferencia de lo que ocurre con la normativa actual, una reducción gradual anual de 2020 a 2030 y, de nuevo, un porcentaje de reducción anual del 2030 en adelante.

La actual Directiva proponía unos techos absolutos en kilotoneladas y por países para alcanzar en 2020. ¿Se están cumpliendo esos objetivos? En Eurostat, los datos más recientes disponibles son del año 2013. En la siguiente tabla analizamos los resultados obtenidos, los porcentajes indican el grado en que se superan los valores límites:

Cumplimiento

SOx

NOx

COV

NH3

Total UE

Si

25,60%

7,60%

23,70%

España

Si

Si

Si

7,00%

 

Si bien son datos de 2013, vemos que aún queda trabajo por hacer, aún más sabiendo el impacto económico que tiene la contaminación atmosférica en la UE. La situación del Estado Español parece mejor, aunque no sabemos si esto es debido al éxito de las medidas implantadas por el Gobierno o es consecuencia de la recesión económica o si, simplemente, existe un problema de fiabilidad en los datos de emisiones.

Según la propuesta presentada el pasado abril de este año, España debería reducir sus emisiones en los siguientes porcentajes y de manera lineal (con un porcentaje anual), tomando como base los niveles de 2005:

SOx

NOx

COV

NH3

PM2,5

2020-2029

67,00%

41,00%

22,00%

3,00%

15,00%

2030-adelante

87,00%

66,00%

39,00%

21,00%

62,00%

 

Son números importantes y España, junto a otros países europeos: Lituania, República Checa, Eslovaquia, Italia, Luxemburgo, Finlandia, Eslovenia, Rumanía, Hungría, Polonia y Bulgaria, encuentra los límites poco realistas y piden más flexibilidad. Bajo la presidencia de Letonia, se ha eliminado en CH4 de la lista, petición impulsada por Reino Unido, Irlanda, Eslovaquia y Croacia, que alegaban impactos importantes en su agricultura.

A día de hoy, los Estados Miembros están negociando con el Parlamento Europeo, su propuesta es tomar medias trianuales para asegurar el cumplimiento en condiciones climatológicas extremas (veranos muy calurosos o inviernos muy fríos). Las ONG están en contra, ya que consideran que esto iría en contra de la reducción progresiva propuesta en el borrador y que podría provocar la inacción de los gobiernos.

Las negociaciones deben finalizar este mes. La Comisión de Medio Ambiente ha propuesto una reducción del 52% de la carga sobre el presupuesto del sistema de salud que provoca la contaminación atmosférica y, ha manifestado, que no piensa bajar del 50%.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *