Objetivo de la EAA: mejorar la transparencia en los servicios del agua

La Agencia Europea para el Medio Ambiente (EEA) ha publicado un informe, en colaboración con las asociaciones europeas de la industria del agua, con el fin de mejorar la transparencia y responsabilidad de los proveedores de servicios de gestión del agua.

Este informe responde al compromiso adoptado por la Comisión Europea a raíz de una petición formulada por más de un millón y medio de ciudadanos europeos, conocida como “Right2Water” solicitando la garantía del derecho al agua y al saneamiento.

Según el informe, mejorar el acceso de los ciudadanos a los datos de suministro y tratamiento de agua (tanto económicos, como técnicos, como de cumplimiento de calidad) podría ayudar a utilizar este precioso recurso de manera más eficiente. Cabe recordar que la media europea de consumo de agua per cápita está en 130 litros/día.

Como muestra, uno  de los aspectos clave que destaca el informe es la variedad de datos existentes referidos a las pérdidas de agua por fugas, u otros usos no facturados, entre los diferentes países europeos. Por ejemplo, datos de Alemania, Dinamarca, Francia y Suecia muestran valores medios de 1 a 10 m3 por Km de tubería por día.  Mientras que las pérdidas en la distribución del agua de 32 grandes compañías que dan servicio a 75 millones de ciudadanos europeos, se estiman en 8,5 m3/Km/día. Estas pérdidas cobran mayor importancia en zonas con escasez de agua.

Los datos demuestran también que el tratamiento de las aguas residuales en grandes plantas resulta más efectivo que en las de menor tamaño en cuanto a la reducción de nutrientes se refiere. Recordemos que la contaminación por nutrientes causa la eutrofización y, en consecuencia, zonas con déficit de oxígeno en lagos, ríos y mares.

Otro aspecto destacado es el requerimiento energético de producir, transportar y tratar el agua. Se estima que la gestión del agua de consumo representa un 5,5% del consumo eléctrico global de los usuarios domésticos (sin tener en cuenta ni las aguas residuales industriales ni la escorrentía de las aguas pluviales).

Hay mucha información sobre si las compañías de servicios y los países cumplen o no con la legislación, pero se desconocen muchos detalles tales como la cantidad de agua desperdiciada o cuanta  energía se utiliza para depurar el agua.

En definitiva, el informe de la EEA pretende ayudar a la UE a alcanzar su propósito de utilizar los recursos de una forma más eficiente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *