El Parlamento europeo votará la reforma del mercado de emisiones

El Comité de Industria del Parlamento Europeo (ITRE) quiere compensar a la industria por el incremento de costes en la energía eléctrica, derivados del cumplimiento de la normativa de emisiones. Algunos países miembros y organismos sectoriales ya habían solicitado hace tiempo estas compensaciones, en favor de la competitividad de las empresas europeas. En concreto Eslovaquia, había anunciado ya el pago de 250 millones de euros a las industrias con alta demanda energética (los grandes consumidores).

A nivel europeo, se baraja el desvío de fondos (260 millones) de las concesiones de créditos de emisión, a partir de 2020, hacia estos grandes consumidores. Después de que la propuesta de la Comisión del pasado año, de ofrecer créditos gratuitos de emisión, instara a países como Eslovaquia a actuar por su cuenta,  la industria pidió homogenizar criterios. Representantes del sector del aluminio ya han manifestado que el acuerdo de 260 millones les parece insuficiente.

El Comité de Medio Ambiente (ENVI) del Parlamento europeo votará el próximo diciembre la reforma del mercado de emisiones (ETS[1]) .Y este mes el ITRE votará sus enmiendas, un hito importante, ya que este organismo ha aumentado sus competencias en cuanto a temas importantes como:

– las «fugas de carbono» o carbon leakage (se pretende prevenir la deslocalización de industrias a países donde las emisiones de carbono no sean tan costosas),

– la asignaciones de transición libres (dirigidas a los países con menos recursos de la UE, con el objetivo de darles tiempo a adaptarse a la normativa ETS) y

– los fondos de modernización (que pretenden promover la innovación en el sector eléctrico y apostar por la eficiencia energética)

El acuerdo que puedan alcanzar los parlamentarios,  no afectará a los objetivos de reducción de emisiones de CO2 propuestos por la Comisión para después de 2020. La reducción del 2,2 % anual de las emisiones, en lugar del 1,74% que se debe cumplir con la actual normativa. Lo que ya han consensuado los miembros del Parlamento es la cancelación de 300 millones de euros en permisos de emisión para 2021, en línea con lo demandado por Estados miembros como Suecia, así se reducirán el número de créditos de carbono y se espera que suban los precios.

El Parlamento también pretende obligar a los Estados miembros, a dedicar el 80% de lo recaudado en las subastas de derechos de emisión a medidas para luchar contra en cambio climático, muy por encima del 50% propuesto por la Comisión. Además, el acuerdo podría imponer condiciones mucho más estrictas para el soporte financiero de las centrales de generación eléctrica que utilicen carbón. Esto podría afectar a España, que recordemos sigue financiando el sector del carbón. Aunque también se baraja dedicar un 2% de lo recaudado para ayudar a regiones con un elevado número de empleos dependiendo de este sector.

Para acabar, los miembros del Parlamento piden a la Comisión hacer pagar a los importadores sus créditos ETS, sobre todo en caso de que persista el riesgo de carbon leakage.

 

 

 

[1]    Emission Trade System, en sus siglas en inglés.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *