El Parlamento reprocha a la Comisión que no se compromete con los objetivos de reciclado

En un reciente encuentro entre responsables de medio ambiente de la Comisión y del Parlamento europeos, estos últimos criticaron la poca implicación de los primeros en la consecución de los objetivos de reciclado para 2020. Recordemos, que según el artículo 11 de la Directiva Marco de Residuos (DMR), se debería alcanzar el 50% del total en peso de los RSU[1] producidos en toda la Unión Europea.

Los miembros del Parlamento reprochan que muchos países europeos estén muy lejos de cumplir este objetivo para 2020. Recordemos que en España en el 2014 (últimos datos disponibles) solo se reciclaron el 33% de los RSU generados. En el total de la UE tenemos que se recicló el 44 % en peso y hay muchos países que están muy lejos de alcanzar la meta marcada por la DMR, entre ellos Francia con un 39%. Además se critica que todavía hay miembros (Eslovenia, Croacia, Rumanía y Bélgica) que no han presentado los Planes Nacionales de Prevención, previstos para finales de 2013.

Pronto tendremos noticias de la revisión de esta Directiva, cuyo borrador se publicó a finales de 2015 e introducía nuevos objetivos de reciclado: 60% en peso para 2025 y 65% para 2030. Se especifica que se debe contar el peso de los residuos ya preparados para el reciclado, antes de entrar en el proceso final (no los residuos «en bruto» provenientes de la recogida selectiva, que pueden contener cantidades elevadas de «impropios).

Aunque todavía debemos ser cautos con el contenido de este borrador, éste introduciría otras novedades. A continuación presentamos las más destacadas:

– Los productores que generen menos de 20 t al año de residuos peligrosos, podrán quedar eximidos de llevar un registro.

– La posibilidad de introducir incentivos económicos por aplicar correctamente la jerarquía de residuos.

– Medidas para promover la declaración de subproductos y de fin de la condición de residuo.

– Más claridad en la aplicación de la responsabilidad ampliada del productor, con publicación de guías específicas de las responsabilidades operacionales y financieras de éstos. Y una definición clara de los roles de los productores de los productos que se pongan en circulación en el mercado europeo. Se considerará la especificidad de las pequeñas y medianas empresas.

– Se tendrá en cuenta el ciclo de vida de los productos (usos posteriores, posibilidades de reciclado, etc.)

– Los estados miembros deberán publicar datos de generación de residuos relacionándolos con el crecimiento económico y con la economía circular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *