Recurso ante la Administración por no obligar a que una empresa adopte las Mejores Técnicas Disponibles (MTDs)

La organización ecologista Oceana ha presentado un recurso ante la Generalitat de Cataluña contra una modificación de la autorización ambiental de la empresa Solvin Spain S.L de Martorell para añadir ocho celdas de mercurio a sus instalaciones.

Solvay (empresa matriz de Solvin) suscribió un compromiso público, junto con el resto de productores de cloro europeos, para eliminar gradualmente las celdas de mercurio antes de 2020. Las instalaciones productoras de cloro necesitan cierto tiempo para asegurar las inversiones necesarias para la conversión a otras técnicas consideradas como MTD, como son las celdas de membrana y el diafragma libre de amianto, que no precisan de mercurio para su funcionamiento.

La Directiva Europea de Emisiones Industriales entró en vigor en enero 2013 y, posteriormente, en diciembre de ese mismo año, una Decisión de la Comisión aclaraba que “la técnica de las celdas de mercurio no se puede considerar una MTD (Mejor Técnica Disponible) bajo ninguna circunstancia”.

La transposición de la Directiva Europea a la legislación española se realizó fuera de plazo, lo cual, según Oceana, fue aprovechado por Solvay para comunicar su decisión de instalar nuevas celdas el 11 de Junio de 2013, un día antes de la trasposición de la ley. Por su parte, el gobierno catalán autorizó la instalación de las celdas en Abril de 2014 argumentando que suponían un “cambio no-sustancial” a la autorización ambiental existente.

Según la patronal Eurochlor, Solvay argumenta que las celdas instaladas en Martorell provienen de otra de sus plantas por lo que estaría respetando así los acuerdos alcanzados por todos los productores de cloro sobre la no instalación de más celdas de mercurio.

Según datos de Eurochlor, dentro de la industria del cloro-alcali, España es el país que  tiene más celdas de mercurio instaladas. Aunque nuestro país produce sólo el 5,1% del cloro europeo, alrededor del 20% de su producción utiliza la tecnología del mercurio.

Lo relevante, en este caso concreto, es que una ONG ponga en cuestión, en un proceso de autorización, las técnicas fabriles utilizadas, apuntando directamente a las tecnologías de producción y no un posible  incumplimiento de las emisiones finales.

 

(1)    http://www.europapress.es/epsocial/ong-y-asociaciones/noticia-entidad-ecologista-pide-anular-permiso-nuevas-celdas-mercurio-cataluna-20141002123834.html

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *