Planes de reducción de huella de carbono y huella ambiental

Cada vez son más, las compañías no sólo miran el impacto de sus operaciones sino también el de sus productos. Un ejemplo de ello es Adidas que el año pasado introdujo el concepto Loop. Ahora acaba de anunciar una alianza con Allbirds para producir un zapato deportivo conjuntamente. Éste será un calzado deportivo de alto rendimiento con la huella de carbono más baja del mundo. 

Las empresas no comparten muchos detalles, pero se sabe que planean combinar sus capacidades para crear un zapato que tenga una huella de carbono de sólo 2 kg en comparación con el promedio de 12,5 kg de otras zapatillas en el mercado. «El objetivo de Allbirds es rediseñar la zapatilla desde cero», dijo James Carnes, vicepresidente de estrategia de marca de Adidas. «El objetivo de Adidas es fabricar de forma sostenible a escala».

Apple se sube al tren

Apple Inc. ocupó los titulares la semana pasada al declarar que sería neutral en carbono en 2030. La compañía de $ 1.6 trillones de ventas, emitió 25.1 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 2019, aproximadamente lo mismo que en 2018. Justamente lo mismo que la emisión conjunta de  Cuba y Sri Lanka. Hay que señalar que  sus propias necesidades de electricidad ya están cubiertas en su totalidad por energías renovables. El nuevo compromiso climático de Apple, por lo tanto, se trata casi exclusivamente de sus emisiones de“Scope 3”. Esta categoría de emisiones es sobre la que cualquier empresa tiene menos control porque son generadas por proveedores y usuarios.

Aproximadamente el 15% de sus emisiones provienen de usuarios que alimentan Macs y iPhones en sus hogares y oficinas. La empresa no puede obligar a los usuarios a cambiar a energía libre de carbono; en el mejor de los casos, puede hacer que el dispositivo sea energéticamente eficiente para que consuma menos energía. La mayor parte de sus emisiones provienen de la fabricación, que subcontrata principalmente a empresas de Asia. Apple ha prometido que la mayoría de sus proveedores implementarán medidas de eficiencia energética y cambiarán a energía 100% renovable.

Microsoft va más allá y quiere ser carbon-negative

Si bien el mundo tendrá que llegar a cero emisiones, aquellos que puedan permitirse moverse más rápido e ir más lejos deberían hacerlo. Es por eso que Microsoft ha anunciado un objetivo ambicioso y un nuevo plan para reducir y eliminar la huella de carbono. El objetivo es que en 2030 Microsoft será carbono negativo y para 2050 eliminará del medio ambiente todo el carbono que la empresa ha emitido, ya sea directamente o por consumo eléctrico, desde su fundación en 1975.

La empresa americana también está lanzando una iniciativa para utilizar la tecnología de Microsoft para ayudar a sus proveedores y clientes de todo el mundo a reducir sus propias huellas de carbono. Además de crear un nuevo fondo de innovación climática de mil millones de dólares. Un fondo creado para acelerar el desarrollo global de tecnologías de reducción, captura y eliminación de carbono. A partir del próximo año, el objetivo es la reducción de carbono para la cadena de suministro. Este es un paso revolucionario y muy grande. Un objetivo que ninguna otra empresa de este tamaño había hecho hasta ahora.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *