Un nuevo concepto de compra

Los residuos de la ropa desechada se han convertido en un problema en aumento. La sociedad actual está presenciando muchos cambios en el último año. El COVID-19 y el cambio climático han hecho que las empresas agilicen la llegada del futuro. Microsoft, Apple, Patagonia y muchas otras empresas han empezado sus proyectos hacia una producción menos contaminante para el medio ambiente. Pero el material de los productos no ha sido lo único que ha avanzado. Empresas como Eon, Rent the Runaway o ThredUp han empezado a desarrollar aplicaciones para gestionar mejor y más fácilmente los residuos que se generan en el mundo de la moda.

Un gran paso para la moda y para el medio ambiente

ThredUp ha llevado su objetivo de construir una economía circular de la moda al siguiente nivel, con una nueva asociación para vender ropa pre-alquilada. El minorista de segunda mano y Rent The Runway han anunciado una nueva asociación que implicará que ThredUp venda artículos de segunda mano de alquiler.

Rent the Runway dijo en Instagram que, al igual que su modelo de alquiler, comprar de segunda mano puede ayudar a compensar el despilfarro de la moda de un solo uso.

“Revive by Rent the Runway ayuda a dar una segunda vida a nuestras prendas y evita que la ropa y los desechos textiles lleguen a los vertederos durante el mayor tiempo posible”, dijo la publicación. «La economía de la ropa compartida sigue impulsando el futuro más sostenible de la moda».

https://www.instagram.com/p/CFxEAyqHydm/?utm_source=ig_web_copy_link

Un cambio conceptual

La plataforma de productos de Eon, impulsada por Microsoft Azure, permite que marcas y minoristas establezcan relaciones más profundas y dinámicas con sus clientes, nuevas fuentes de ingresos y modelos comerciales, y una relación sostenible con nuestro planeta. Los productos añadidos desbloquean una ventaja competitiva. Además, permiten a las marcas monetizar y escalar nuevos modelos comerciales circulares. Esto supone un cambio conceptual importante. No es lo mismo vender una prenda, o unas zapatillas, y olvidarse, que alquilarla y tener que seguir su estado. Por ello, se preparan iniciativas para hacer el seguimiento en tiempo real de cada una de las prendas.

El potencial a largo plazo de la plataforma de productos de Eon es inmenso. Con el crecimiento de las aplicaciones, el valor del producto añadido para los clientes y los datos generados son claves. De esta manera, se gana una ventaja competitiva de las marcas y los minoristas. En asociación con Microsoft, Eon está resolviendo algunos de los mayores desafíos a escala operativa y analítica de la industria. Esto permite que los productos añadidos operen en paralelo con los sistemas existentes. De este modo, las marcas y los minoristas puedan digitalizar productos a escala de manera fácil y eficiente.

Eon proyecta un ecosistema de productos conectados en la industria de la moda que busca reconfigurarlo. Eon desea involucrar a los consumidores y abordar nuestras crisis ambientales globales. Esta plataforma podría cambiar positivamente el modelo de negocio. Este cambio canalizaría el potencial disruptivo de tecnologías como la inteligencia artificial y blockchain para impulsar la transición de la industria hacia una economía circular. Por primera vez, Connected Products y el Protocolo CircularID ™ crean un escenario donde marcas y minoristas pueden lograr una visión de la economía circular, redefiniendo el crecimiento y separándolo del consumo de recursos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *