Sostenible y regenerativa

Las empresas son cada vez más conscientes del cambio climático y de la necesidad de reducir la contaminación. Aunque cabe decir que todavía queda mucho camino por recorrer en lo que a proteger el medio ambiente se refiere. Las compañías, como todos, deberían comprometerse con este tipo de acciones para asegurar la preservación de un planeta compatible con nuestra civilización. 

Un nuevo objetivo, un nuevo futuro

Desde 2009, la compañía estadounidense de accesorios, calzado y ropa deportiva o de montaña, Timberland, tiene la circularidad de sus productos como un objetivo prioritario. La marca fue una de las primeras en adoptar tecnología para recoger, reciclar y convertir millones de botellas y transformarlas en materia prima para sus productos.

Su esfuerzo no cesa y cada vez se acerca más a una completa circularidad. Por esta razón, la multinacional lanzará este otoño una nueva línea de botas hechas de cuero reciclado. El nuevo objetivo de sostenibilidad de Timberland va más allá de los compromisos corporativos habituales de reducir el daño medioambiental. La empresa apunta a tener un impacto neto positivo en la naturaleza a finales de década.

Para algo como el cuero y la ganadería extensiva, la agricultura regenerativa significa cambiar prácticas como el pastoreo, de una manera que ayude a capturar más carbono en el suelo y hacer que el medio ambiente local sea más saludable de contaminación. La investigación sobre los beneficios de la agricultura regenerativa es muy reciente. No está completamente probada, por lo que la empresa continúa invirtiendo para continuar con estas prácticas y validar los resultados.

El futuro no solo está en el material

Durante casi 40 años, Patagonia ha hecho esfuerzos ingentes para defender la naturaleza. En 2017, lanzaron Patagonia Action Works para conectar a las personas con los problemas de contaminación a los que se enfrenta el mundo. La plataforma ya ha ayudado a proporcionar miles de horas de voluntariado calificado y más de 160,000 firmas de peticiones, confirmaciones de asistencia a eventos y otras acciones en nombre de los beneficiarios. A menos de 50 días de las elecciones de USA, Patagonia ha empezado a poner una etiqueta en algunas de sus prendas de ropa dando un mensaje muy claro: «Vote the assholes out». Patagonia deja clara su posición política con este equivalente de un huevo de Pascua. Los clientes publicaron, en las redes sociales, imágenes de estas etiquetas que se volvieron virales. Al principio, no estaba claro si eran reales.

Esas preguntas se disiparon cuando Brad Wieners, el jefe de redacción de Patagonia, confirmó la existencia de la etiqueta en Twitter. Además, Yvon Chouinard, fundador y director ejecutivo de Patagonia, ha estado usando la frase frecuentemente durante los últimos años. Sobre todo para referirse a «políticos de cualquier partido que nieguen o ignoren la crisis climática». En muchos sentidos, la etiqueta es una estrategia de marketing brillante. Sobre todo porque no tiene ninguna de las señales de una campaña de marketing tradicional. Parece una especie de broma interna o un mensaje secreto entre la empresa y sus clientes.

La forma en la que Patagonia cambia el comportamiento corporativo es ejemplar, modificando la ley y luego haciéndola cumplir estrictamente. Lo importante es acabar con las grandes cantidades de contaminación antes de que sea demasiado tarde.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *