Un verano abrasador. ¿O quizás un futuro abrasador si no hacemos nada?

Es probable que las temperaturas de este verano en el Círculo Polar Ártico hayan alcanzado un récord histórico el pasado mes de junio, alcanzando los 38 celsius  en Verkhoyansk, ciudad siberiana. El registro aún necesita ser verificado, pero parece haber sido 18 celsius más alto que la temperatura máxima diaria promediada en junio.

El clima cálido del verano no es infrecuente en el Círculo Polar Ártico, pero en los últimos meses se han observado temperaturas anormalmente altas. Se cree que el Ártico se está calentando dos veces más rápido que el promedio mundial.

Verkhoyansk, hogar de unas 1.300 personas, se encuentra justo dentro del Círculo Polar Ártico. Tiene un clima extremo con temperaturas que caen en enero a un máximo promedio de -42 celsius. Más tarde, en verano aumentan a 20 ° C. Este año ha habido una ola de calor persistente que ha preocupado a los meteorólogos. En marzo, abril y mayo, el servicio de cambio climático de Copérnico informó que la temperatura promedio fue de alrededor de 10 celsius por encima de lo normal.

La temperatura no es lo único que se ha incrementado

Desde principios de la primavera, se han desatado incendios forestales en todo el Círculo Polar Ártico. Estos incendios han establecido un récord que no se superaba desde hacía tiempo. Han emitido 16.3 millones de toneladas de carbono en junio, el registro más alto desde, al menos, 2003 y casi nueve veces más que el mismo mes en 2018, según datos del Servicio Europeo de Monitorización de la Atmósfera Copérnico.

Al mismo tiempo, en EEUU aumentan las tormentas de arena, causadas por el cambio climático. De hecho, se han doblado en una década. La principal causa parece ser que es el incremento de las temperaturas del océano. Las partículas de arena transportadas por éstas proceden de las dunas saharianas. Sin embargo,  también fertilizan la vida vegetal y oceánica. El problema es que son un irritante para los pulmones  y hacen que se incrementen los ingresos en las UCIs de los hospitales por los problemas respiratorios que provocan. Recientemente, estudios científicos han estimado que estos fenómenos meteorológicos ocasionan incrementos de entre el 5 y el 9% de las admisiones en las UCIs de los hospitales de las regiones afectadas.

Quizás es nuestra última oportunidad

Los científicos han descubierto que la probabilidad de que el Reino Unido experimente temperaturas letales de 40 celsius por primera vez se está «acelerando rápidamente» debido a la crisis climática. La investigación muestra que este calor abrasador podría convertirse en una ocurrencia regular a finales de siglo. El calentamiento global ya ha hecho que las olas de calor del Reino Unido sean 30 veces más probables. Además, las temperaturas extremas provocaron 3.400 muertes prematuras entre 2016 y 2019.

«Los próximos tres años determinarán el curso de los próximos 30 años y más», dijo F. Birol, directivo de la Agencia Internacional de la Energía, al Guardian. “Si no tomamos medidas, seguramente veremos un repunte en las emisiones. Si las emisiones se recuperan, es muy difícil ver cómo se reducirán en el futuro. Es por eso que estamos instando a los gobiernos a tener planes de recuperación económica sostenibles «.

Las emisiones de dióxido de carbono se desplomaron en un promedio global del 17% en abril, en comparación con el año pasado, pero desde entonces han vuelto a subir quedando sólo el 5% por debajo de los niveles del año pasado.

Desde hace mucho tiempo, que se han ignorado sistemáticamente las voces de alarma sobre el cambio climático. Se ha llegado a episodios de negacionismo sistemático para mantener el “statu quo” de los combustibles fósiles. Si no se actúa urgentemente, puede ser demasiado tarde. F. Birol, en las declaraciones antes mencionadas, estima que sólo quedan seis meses para poder frenar y darle la vuelta al crecimiento de emisiones de gases de efecto invernadero.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *