Una ola de calor provocó que el asentamiento más septentrional de la Tierra alcanzara los 21 grados

El pasado 14 de julio, las instalaciones de Alert alcanzaron un récord de 21 grados. Parece algo normal, pero no para el lugar habitado más septentrional del planeta. Según las fuentes canadienses, la base estaría localizada a menos de 966 km del Polo Norte.

Esta es una base militar permanente en el paralelo 82 que interceptaba las comunicaciones rusas durante la Guerra Fría. Ahora y desde hace 68 años, ha sido el hogar de una estación meteorológica.

El pasado octubre, un informe de las Naciones Unidas llegó a advertir que se está acabando el tiempo. Si queremos evitar un desastre mundial y evitar el caos climático requerirá una transformación sin precedentes de la sociedad y la economía mundial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *